jueves, 11 de junio de 2009

Viento en popa "A TODA VELA" una iniciativa a favor de la vida

Este año el Congreso Internacional Pro Vida es en Zaragoza, del 6 al 8 de noviembre en el Palacio de Congresos de Zaragoza. Esperamos tu participación.


Por: María del Carmen Antoja

En el grupo de Facebook "No llamemos aborto al asesinato" se anuncia el Congreso Pro Vida que tendrá lugar en Zaragoza del 6 al 8 de del próximo mes de noviembre.

Los organizadores del Congreso propusieron una significativa iniciativa que consiste en encender una vela por cada niño asesinado en el seno materno, desde que se legalizó el crimen de los no nacidos en España. Se puede encender una vela enviando un mensaje al 7745 escribiendo en él "VELA" un 60% del coste del mensaje, que es de 1.50 euros, irá destinado a la organización del Congreso de Zaragoza. En la página de Facebook se pueden encontrar las direcciones para enviar donativos y para inscribirse en el Congreso Pro Vida. "No llamemos aborto al asesinato" cuenta con más de 2500 miembros, muchos son españoles y de otros países de habla hispana, también otros, del resto del mundo, a todos ellos les une la defensa de la vida, hay muchas colaboraciones y se cuelgan fotos y vídeos que demuestran que la vida empieza en el momento de la concepción, muchas de las imágenes que se muestran en ellos estremecen al corazón más duro, la sensibilidad de los participantes en el grupo hace que éste sea de gran interés, los testimonios y los comentarios no dejan lugar a dudas, se constata que hay muchísimas personas que defienden la vida del no nacido, ésto nos estimula a seguir en la lucha, sin desmayos, sin miedos, sin respetos humanos.

La vida del niño que quiere nacer es lo más importante que podemos defender, él no puede hacerlo, necesita de nuestra voz, de nuestro auxilio, alguien tiene que gritar por él, al pequeño ser que quiere ver la luz nadie lo escucha, está indefenso ante la mirada cruel y asesina de los que quieren acabar con su vida. Tenemos que encender muchas velas que representen la luz de los que no han podido verla, velas que enciendan y despierten las conciencias de los que piensan que un niño es un estorbo, que no tiene derecho a vivir porque a ellos no les interesa su vida.

Es increíble que en pleno siglo XXI, él siglo de la tecnología y el progreso, se tengan que hacer congresos para defender la vida humana, lo más elemental del mundo se ha convertido en algo anormal, la defensa de la vida sería lo natural en una civilización avanzada, ahora tenemos que convencer a la gente de que la vida merece todo el respeto del mundo, vivir para ver.

martes, 9 de junio de 2009

Luz verde a tres convenios para construir infraestructuras de tratamiento de purines en Peñarroya de Tastavins, Zaidín y Capella

9.6.2009.

En Aragón Liberal

El Instituto Aragonés del Agua financiará con 13.190.415 euros estas actuaciones

El consejo de Gobierno ha aprobado hoy la firma de tres convenios para la construcción y gestión de sendas explotaciones de purines en los municipios de Peñarroya de Tastavins, Zaidín y Capella. El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón suscribirá estos convenios con cada uno de los municipios para la ejecución de las tres plantas, que serán financiadas por el Instituto Aragonés del Agua (IAA) con un importe total de 13.190.415 euros, a través del Plan Nacional de Calidad de las Aguas del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

En el caso de la localidad turolense de Peñarroya de Tastavins se pondrá en marcha una planta de biodigestión de purín porcino, que completará las infraestructuras que ya están en funcionamiento en esta localidad gracias a la puesta en marcha desde el año 2006 del proyecto europeo LIFE ES-WAMAR, destinado a implantar modelos de gestión sostenible del purín porcino adaptados a las circunstancias locales. La inversión prevista de esta planta de biodigestión es de 2.512.460 euros distribuidos entre 2009 y 2010.

En las localidades oscenses de Zaidín y Capella se construirán plantas para el tratamiento de purín, con una inversión prevista de 7.013.951 euros en el caso de Zaidín, y 3.664.000 euros en Capella, en ambos casos distribuidos en gastos plurianuales hasta 2011.

Merced a estos acuerdos, el departamento de Medio Ambiente, a través del IAA, asumirá la redacción de los proyectos constructivos, dirección de obras, apoyo técnico en la ejecución y redacción de los pliegos de cláusulas administrativas y prescripciones técnicas correspondientes. Por su parte, los ayuntamientos se comprometen a aportar los terrenos en los que se ubicarán las plantas y se encargarán de la constitución de un Centro Gestor de Estiércoles, salvo en el caso de Peñarroya de Tastavins, donde ya está constituido, y del logro de un compromiso para suministrar a las plantas la cantidad de purín mínimo que garantice la sostenibilidad de la misma.

La puesta en marcha de estas instalaciones, así como del proyecto europeo para la gestión sostenible de purines LIFE ES-WAMAR, que desarrolla experiencias pioneras en tres zonas de Aragón, se enmarca en el crecimiento que ha experimentado la cría intensiva del ganado porcino en la Comunidad, caracterizada además por su concentración territorial. Debido a los problemas medioambientales que se originan por la producción de grandes volúmenes de estiércoles y purines y su gran potencial de contaminación sobre los recursos hídricos y suelos, así como las emisiones a la atmósfera de grandes cantidades de amoniaco y malos olores, han llevado a tomar medidas para reducir su volumen y a ejecutar infraestructuras específicas para su almacenamiento y tratamiento.

Reducción de gases de efecto invernadero

Se estima que gracias a la puesta en marcha de la planta de Zaidín, con una capacidad de tratamiento de 180.000 metros cúbicos de purín al año, se reducirán unas 137.340 toneladas equivalentes de emisiones de CO2 anuales; con la de Peñarroya de Tastavins, en combinación con la planta de tratamiento ya existente (120.000 metros cúbicos de purín al año), la reducción sería de 91.560 toneladas equivalentes de CO2 al año y con la de Capella, (60.000 metros cúbicos de purín al año), la reducción será de unas 45.780 toneladas equivalentes de CO2.