martes, 6 de octubre de 2009

Eloy Suárez muestra su asombro ante las declaraciones de Marcelino Iglesias en política hidráulica


En Aragón Liberal


El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Eloy Suárez, sentenciaba: "Si Rodríguez Zapatero sigue gobernando habrá trasvase del Ebro a Barcelona y los embalses de Aragón seguirán paralizados".

0 comentarios


     El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Eloy Suárez, muestra su asombro ante la desfachatez de Marcelino Iglesias en sus declaraciones respecto a la política hidráulica y la próxima  presidencia de Mariano Rajoy en el Gobierno de España. Para Suárez "no es posible alcanzar mayores cotas de cinismo; es completamente surrealista que quien defendía con ardor el trasvase a Barcelona hace poco más de un año pretenda ahora sacar réditos electorales presentándose como un adalid antitrasvasista".


     Eloy Suárez remarca que, frente a las contradictorias afirmaciones de Iglesias, "lo que resulta perfectamente constatable es que si Rodríguez Zapatero sigue gobernando habrá un trasvase del Ebro a Barcelona y los embalses del Pacto del Agua seguirán paralizados; y es importante que los aragoneses tengan conciencia de lo que eso significa".


     Al respecto, recuerda que "el único proyecto actualmente en vigor para trasvasar aguas del Ebro fuera de su cuenca es, precisamente, el que defiende el Gobierno catalán, con el socialista José Montilla a la cabeza". "Un proyecto, basado en la interconexión de las redes de abastecimiento de Tarragona y Barcelona, que sigue vivo en la administración catalana y que cuenta con el respaldo cerrado de Rodríguez Zapatero y la anuencia silenciosa de Iglesias".


     Para el portavoz popular, "Iglesias es muy libre de mirar hacia atrás para hablar de agua y de política hidráulica, pero resulta más que sorprendente lo selectivo de su memoria, que le impide acordarse de su defensa del macrotrasvase de Borrell o del proyecto más cercano de detraer caudales para llevarlos a las  
 


cuencas internas de Cataluña, un proyecto que no solo apoyó, sino que incluso pretendió camuflarlo para intentar engañar a los aragoneses". La ejecución inmediata de ese proyecto, por decreto y sin el más mínimo debate o negociación, solo la detuvo la lluvia. Sin embargo, la Generalitat sigue trabajando en la misma planificación de interconexión de redes "sin que Marcelino Iglesias haya manifestado ninguna queja". Para Suárez, "está muy claro que Iglesias sólo se opone a los trasvases según sea el color del Gobierno que ocupe la Moncloa".


      "Si quiere hablar de política hidráulica, es preferible que Iglesias mire al presente y al futuro y se preocupe más en exigirle al Gobierno de Rodríguez Zapatero que realice los embalses del Pacto del Agua de Aragón, que están paralizados desde hace seis años y constituyen una de las claves esenciales para el desarrollo de Aragón", destaca Eloy Suárez. "Lo que los aragoneses esperan de Iglesias es que les explique cuándo va a estar acabado el recrecimiento de Yesa, cuándo van a comenzar las obras en Biscarrués, cuándo se va a construir Mularroya o cuándo se beberá agua de Yesa al cien por cien en Zaragoza; porque la ministra de Medio Ambiente, lamentablemente, fue incapaz de explicarlo en la última Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua".

No hay comentarios: